• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • print
Formulario de Búsqueda
Spanish army
Ministry of Defence
Spanish army

Ejército de Tierra

Army General Inspectorate

Army General Inspectorate

News

Tuesday, May 5, 2020

Number: 05

La IGE. desinfecta instalaciones vitales en la Operación Balmis

Material utilizado en DDD. (Operación Balmis)

Material utilizado en DDD. (Operación Balmis)

Personal preparando material para su uso (Operación Balmis)

Personal preparando material para su uso (Operación Balmis)

Personal aplicando productos DDD.                 (Operación Balmis)

Personal aplicando productos DDD. (Operación Balmis)

 

La desinfección de Centros e Instalaciones de coronavirus es una de las principales misiones de la Inspección General del Ejército en la Operación Balmis contra el COVID 19.

 

 

Además de aquellas misiones que son intrínsecas a su principal responsabilidad, como gestora de los servicios de acuartelamiento e infraestructura, y que tan importantes son para dar apoyo a las unidades participantes desplegadas en la operación, la acción de la IGE que más se repite en la lucha contra la pandemia es la desinfección de toda clase de edificios e instalaciones.

Para ello, la IGE dispone de los veterinarios y equipos DDD encuadrados en las distintas Subinspecciones y Unidades de Servicios de las BAE,s que cuentan con medios especializados para la descontaminación de espacios y materiales, y por ello se convierten en elementos decisivos en esta lucha contra el coronavirus, pues desinfectando zonas concretas de la pandemia eliminan la posibilidad de contagios y consiguen que puedan seguir en funcionamiento los servicios que desde ellas se prestan.

Estamos hablando por tanto de una acción que va más allá de la desinfección preventiva, que se hace en aquellos lugares en los que no ha existido contacto con el virus, con medios poco especializados, con un nivel menor de exigencia, aunque no por ello son menos importantes. No referimos a la desinfección reactiva, que se realiza en lugares en los que hay o se sospecha que puede haber infección y que requieren de medios especializados y protección del personal que va a realizarla, y por tanto de una supervisión de las acciones por técnicos como los oficiales veterinarios.

Estas desinfecciones requieren de un estudio exhaustivo de la instalación sobre la que se va a actuar y un planeamiento detallado de la ejecución, que después se realizará de forma sistemática y meticulosa. Antes de la preparación de las zonas, que deben estar despejadas de personas durante el tiempo de aplicación de los desinfectantes y efecto de las sustancias nebulizadas, el personal se prepara vistiendo los equipos de protección individual (EPI) que evitarán el posible contagio en su paso por las zonas contaminadas y la agresión química de los productos empleados en su trabajo. Luego, habitación por habitación y pasillo a pasillo se realiza el trabajo sin dejar detalle y completándolo hasta el final, y no termina hasta la desinfección del propio personal que la ha ejecutado, antes de la retirada del EPI.

La realización de estas tareas ha llevado al personal de los equipos DDD de la Inspección General y de las unidades de servicios que normalmente les apoyan llevando a cabo la desinfección preventiva de espacios abiertos y superficies exteriores, a visitar algunos hospitales, centros de salud o residencias de mayores, donde se han vivido algunos de los momentos más dramáticos de la pandemia. En todos ellos, el recibimiento ha sido extraordinario y las muestras de agradecimiento y apoyo el mejor estímulo para seguir con ilusión en esta ardua tarea, hasta la derrota final del COVID 19.