• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Brigada 'Rey Alfonso XIII' II de la Legión

Brigada 'Rey Alfonso XIII' II de la Legión

Novas

viernes 16 de octubre de 2015

Número: 19

La Bandera de Cuartel General supera la Prueba de Unidad

/es/Galerias/Imagenes/unidades/Almeria/brileg/Noticias/2015/19_Prueba_de_Unidad_BCG.JPG

"Jamás un legionario dirá que está cansado hasta caer reventado"

Como todos los años, la Bandera de Cuartel General de la Brigada de La Legión “Rey Alfonso XIII” tenía un reto difícil, pasar la Prueba de Unidad evocando el “Espíritu de Sufrimiento y Dureza”.


Además de superar la prueba, otro de los objetivos era reunir a todos nuestros legionarios y hacer cohesión de grupo, pues a diferencia de otras Banderas los cometidos de nuestra unidad son muy diversos.


La mañana del 15 de octubre se presentaba algo extraña en la base de Viator. En medio de la penumbra se adivinaban algunas nubes pero se presagiaba un día caluroso. Nunca sabes lo que puede ocurrir en esta clase de pruebas. Todos estábamos un poco nerviosos, los veteranos lo suelen disimular muy bien con esa picaresca y gracia que han heredado de los antiguos legionarios.


Como todas las mañanas las compañías formadas recitan los Espíritus, esta vez el de “Sufrimiento y Dureza” y el de “Marcha”,  sin olvidar el lema característico de la Bandera, “Vivir para Servir” “Servir para Luchar” y  “Luchar hasta Morir”.Un poco antes de las 08:00 nos dirigimos al patio de armas, el Guión de la BCG marcha al frente portado por el Sargento 1º Muñoz. Estamos todos y estamos listos para afrontar el reto. El Cornetín toca Bandera y en unos minutos se iniciará la carrera.


Empieza la prueba. Nos toca otro día de sol. Vamos superando los kilómetros y todo se desarrolla con normalidad. Aunque estamos en octubre, el calor va haciendo mella en algunos legionarios.  El nerviosismo, la adrenalina y el calor pueden afectarnos a todos y es en ese instante en el que te apoyas en tus compañeros. Es el momento de demostrar esa cohesión de grupo  y compañerismo.
La prueba va llegando a su final. A lo lejos se ve al subteniente Jodar corriendo al lado de su equipo. La dificultad no radica en superar los 10 kilómetros en 90 minutos acarreando los 20 kilos que suman la mochila y el fusil, el verdadero reto es llegar al final como una verdadera Unidad y nosotros lo hemos conseguido.