• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Exército de Terra
Ministerio de Defensa
Exército de Terra

Ejército de Tierra

Brigada 'Rey Alfonso XIII' II de la Legión

Brigada 'Rey Alfonso XIII' II de la Legión

Historial

Creación de la BRILEG

La creación de la Brigada de La Legión (BRILEG) fue fruto de un proceso cuyos principales hitos mencionamos a continuación. Como primer paso, en la Resolución 562/06211/95, de 31 de mayo de 1995, se determinaba el cambio de ubicación geográfica del Mando de La Legión desde Málaga hasta Almería, conservando todavía la denominación de Mando de La Legión (MALEG). Dicha Resolución dictaba literalmente:

<<Para dar cumplimiento a lo dispuesto en el apartado 5.2.1.1 de la Norma General 8/94 EME, Adaptaciones Orgánicas, pasa destinado por acoplamiento a la unidad que se cita a partir del 1 de junio de 1995, en vacante de igual clase que ocupaba: al Cuartel General del Mando de La Legión (MALEG) (Viator-Almería), del Cuartel General del Mando de La Legión (MALEG) (Málaga)>>.

Poco después por Resolución 562/09667/95, de 11 de agosto de 1995, el Mando de La Legión (MALEG), ya en Almería, pasa a denominarse Cuartel General de la Brigada de La Legión (BRILEG). La Resolución decía así:

<<En virtud de lo establecido en la Norma General 8/94 EME, desarrollo de la Instrucción General 7/94 EME, Adaptaciones Orgánicas, se destina a las unidades que se especifican, al personal destinado en la fecha de publicación de la presente Resolución, en las unidades que asimismo se mencionan: al Cuartel General de la Brigada de La Legión (BRILEG) (Viator-Almería), del Cuartel General del Mando de La Legión (MALEG) (Viator-Almería)>>.

Era el origen de la BRILEG a la que más tarde, tras diversas adaptaciones orgánicas, se incorporarían el resto de las unidades que inicialmente la constituyeron. La BRILEG se organizó sobre la base de los Tercios “Don Juan de Austria”, 3º de La Legión y “Alejandro Farnesio”, 4º de La Legión, a los que se unieron las Unidades de Apoyo de la disuelta Brigada XXIII: Grupo de Artillería, Grupo Logístico y Unidad de Zapadores. Todas las Unidades se instalaron en la Base Alvarez de Sotomayor sita en el municipio de Viator (Almería), excepto el Tercio 4º que permaneció en el Acuartelamiento «Montejaque» en la malagueña ciudad de Ronda. Años más tarde se volvería a activar, en el mismo acuartelamiento rondeño, el Grupo de Caballería Ligero Acorazado «Reyes Católicos» II de La Legión, recogiendo el testigo de aquel Grupo de Caballería Sahariano.

El 20 de septiembre de 1996, en un acto presidido por SS.MM los Reyes y coincidiendo con la celebración del LXXVI aniversario fundacional la BRILEG añadió a su denominación oficial el sobrenombre de “Rey Alfonso XIII”. La Brigada de Infantería Ligera “Rey Alfonso XIII”, II de La Legión, es la Brigada más joven del Ejército y la Unidad más grande de La Legión, con más de dos millares de legionarios. Está al mando de un General de Infantería, que además es responsable de velar por la conservación, perfeccionamiento del espíritu, virtudes y tradiciones del conjunto de las unidades de La Legión.

La BRILEG está al Mando de un General de Brigada, que ejerce, además, el mando institucional como Inspector de La Legión, teniendo, por tanto competencias en lo que respecta a uniformidad, espíritu y tradiciones en los Tercios “Gran Capitán” y “Duque de Alba” 1º y 2º de La Legión y la Bandera de Operaciones Especiales “C.L. Maderal Oleaga” XIX, que dependen orgánicamente de los Comandantes Generales de Melilla, Ceuta y el Mando de Operaciones Especiales de Alicante respectivamente.

Actualmente la Brigada de La Legión dispone de Unidades capaces de hacer frente a las más cambiantes situaciones, desde el enfrentamiento a enemigos convencionales, híbridos o asimétricos y participar en todo tipo de operaciones (desde el apoyo a autoridades civiles en tiempo de paz al combate generalizado de alta intensidad). Por todo ello sus unidades de combate proporcionan un adecuado, suficiente y equilibrado conjunto de capacidades entre las que podemos destacar:

- Capacidad de proyección para desplegar y operar en escenarios lejanos durante largos periodos de tiempo.

- Capacidad de emplear medios y adoptar procedimientos con versatilidad y flexibilidad para actuar en todo tipo de crisis y conflictos y adaptar su actuación a la evolución de la situación (conflicto de alta intensidad, apoyo a la paz, asesoramiento militar, cooperación con autoridades y organismos civiles…).

- Capacidad de integración en estructuras conjunto-combinadas

- La capacidad de aplicar el enfoque integral para explotar y sacar provecho de todas las posibilidades que ofrece la colaboración y apoyo mutuo entre los distintos actores (civiles y militares).