• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Brigada 'Rey Alfonso XIII' II de la Legión

Brigada 'Rey Alfonso XIII' II de la Legión

Noticias

martes 10 de junio de 2014

Número: 98

La Prueba de Unidad en la Brigada de La Legión.

CTYM

Bandera de Cuartel General, BRILEG

CTYM

Grupo Artillería de Campaña de La Legión

La importancia que la condición física tiene para el militar es clara y evidente, muestra de ello es el hecho de la constante evolución, con numerosas revisiones y actualizaciones, al que este aspecto ha estado sujeto  a lo largo de la historia.

Un punto importante de cualquier proceso de preparación (física o de cualquier índole) es el cómo evaluar tal proceso, cómo medir el supuesto incremento, mejora o adquisición que se haya producido. En el caso de la condición física del combatiente, las antiguas PAEF (Pruebas Anuales de Evaluación Física) y más reciente, el TGCF (Test General de la Condición Física) daban respuesta a estas preguntas.
Sin embargo, se echaba en falta como medir esa misma condición física en conjunción con una condición operativa y, además, formando parte del colectivo, de la unidad de encuadramiento. La IT. (Instrucción Técnica) 03/11 Evaluación Física Prueba de Unidad vino a cubrir esta carencia y vio la luz LA PRUEBA DE UNIDAD.
Este Test consiste en una marcha rápida realizada por una unidad al completo de sus efectivos y determina la Preparación Física Operativa (PFO) de la misma. Cada participante porta un equipo que no puede tener un peso inferior a 20 Kg, incluyendo armamento, cargadores y demás impedimenta propia del combatiente. La distancia a cubrir es de 10 Km en un tiempo no superior a 90 minutos. Se considera apta a la unidad que el 70% (con deducciones admisibles) de la misma la supera en el tiempo marcado. Se ha de destacar que la normativa que rige la prueba y para el cálculo de los tantos por ciento, el personal que no se encuentra operativo por cuestiones médicas u otras vicisitudes penalizan a la unidad. Por lo tanto los resultados que se obtengan evalúan muchos otros aspectos como son la disponibilidad del personal, el estado de salud general etc.
Todas las unidades de La Brigada de La Legión, recientemente, han realizado la PU. correspondiente al año 2.014; cada una de ellas han formado en el patio de armas al completo de sus efectivos humanos. Desde el Teniente Coronel, jefe de la Bandera/Grupo hasta el Legionario más moderno. Legionarios de 18 años al costado de los sufridos 57 años de otros; Damas y Caballeros legionarios, a la vez que padres, que han tenido que contar con el apoyo de esa otra rama de Legión que forman sus abuelos y abuelas; convalecientes que han cumplido a rajatabla con las prescripciones facultativas para poder estar lo mejor posible ese día. Todos sin excepción contribuyendo al éxito de su unidad: unos participando, otros como soporte sanitario, los que no han podido salir de la lesión cuidando, en improvisadas guarderías de Bandera, de los pequeños hijos de la Legión que no tienen a los abuelos cerca.
Todo esto solo puede conducir a una cosa: un resultado final que supera en 20 puntos los requisitos marcados para que la unidad sea declarada apta.
Esta es la Legión de nuestros días, una unidad que extiende su influencia mucho más allá de los muros de Base que ocupa, y compromete, en sus ideales, a todos aquellos los que rodean a los que forman en sus filas.