• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Brigada 'Rey Alfonso XIII' II de la Legión

Brigada 'Rey Alfonso XIII' II de la Legión

Noticias

lunes 3 de noviembre de 2014

Número: 118

La Brigada de La Legión finaliza su ejercicio táctico más ambicioso cumpliendo los objetivos previstos.

Casas Altas del Castellar, CENAD

Operación de Asalto Aereo /BRILEG. SGTO Naranjo

CENAD.

Amanece en San Gregorio. BRILEG/ Bg. Canelo

La Brigada de La Legión finaliza con éxito el Ejercicio “ANGLADA” 2014 realizado en el Centro Nacional de Adiestramiento (CENAD) “San Gregorio” de Zaragoza entre el 19 y el 31 de octubre.

A lo largo de los trece días que ha durado el ejercicio, la Brigada de La Legión (BRILEG) ha demostrado que es una unidad operativa, instruida y plenamente adiestrada. Lo que le permite estar  en permanente disponibilidad para cumplir los cometidos que en cualquier escenario se le encomienden. 

El ejercicio comenzó y finalizo con la puesta a prueba de las capacidades logísticas de la BRILEG, centrando su mayor esfuerzo en la proyección de las unidades. El Centro de Control de Movimientos del Cuartel General de la Brigada, junto con los elementos de planeamiento logístico de las unidades subordinadas, fueron los encargados de organizar y coordinar los más de veinte convoyes que, vía carretera y ferrocarril, partieron desde (Viator) Almería y Ronda (Málaga) hasta el CENAD “San Gregorio” (Zaragoza) y regreso. En estos desplazamientos se han movido más de  2.500 legionarios y unos seiscientos vehículos ligeros, pesados y blindados.

Tras la llegada de las unidades al campo de maniobras, comenzó el ejercicio táctico. En éste los legionarios actuaron en más de una veintena de temas tácticos con fuego real, adiestrándose en el uso de todos los sistemas de armas con los que cuentan y disponiendo  del apoyo  de helicópteros de ataque, maniobra y transporte.

En la fase final del ejercicio, la BRILEG actuó al completo desarrollando un tema táctico sobre un supuesto país sumido en una grave crisis interna. El avance de fuerzas hostiles de tipo convencional, apoyadas por grupos insurgentes, obligó a los legionarios a neutralizar esta grave amenaza que afectaba a la estabilidad del país. Dentro de este supuesto, la Brigada consiguió repeler el avance de las fuerzas rebeldes, estableciendo unas condiciones de seguridad que permitieron proteger a la población local  y evacuar a los residentes nacionales de ese país.

La Brigada de La Legión hizo frente a esa amenaza mediante la ejecución de una operación aeromóvil, una operación de evacuación de personal residente nacional, otra operación de toma de una instalación industrial capturada por elementos terroristas y una operación de retardo.

La operación aeromóvil fue ejecutada por la Agrupación Táctica “Farnesio”, formada por unidades del 4º Tercio de La Legión, que controló y aseguró una población tomada por un grupo terrorista que ponía en peligro no sólo a la población local, sino también  a los connacionales residentes en el supuesto país. Una vez despejada el área de elementos hostiles se aseguró la zona, garantizando así las condiciones que permitieran la evacuación de éstos a una zona segura.

El Grupo Táctico “Colón” (VIII Bandera del Tercio 3º), fue el encargado de progresar abriendo un itinerario seguro para enlazar con el Grupo Táctico “Millán” (X Bandera del Tercio 4º) y evacuar a los connacionales desde la población hasta el aeropuerto de la capital y de allí a territorio nacional.

Por otro lado, el resto de unidades de la Brigada de La Legión intervinieron en la operación, llevando a cabo el Grupo Táctico “Valenzuela” (VII Bandera del Tercio 3º), el asalto una instalación minera de una empresa nacional ocupada por un grupo terrorista y rechazando a diversas unidades del ejército local que se habían rebelado contra su legítimo gobierno.
 
Dada la relevancia de este ejercicio, el General Valera Salas, Jefe de la Fuerza Terrestre, supervisó personalmente la fase final de la maniobra. Días antes, el General Martín Bernardi, Jefe de las Fuerzas Ligeras y Director del Ejercicio, inspeccionó a la unidad, teniendo la oportunidad de comprobar el grado de instrucción y adiestramiento adquirido por los legionarios.

La convivencia durante unos días, de una gran parte de las unidades que forman La Legión, en la ejecución de este tipo de ejercicios, permite comprobar que se trata de una unidad unida, motivada y cohesionada, a la que los legionarios se sienten orgullosos de pertenecer.