• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Reportajes del Boletín de Tierra

viernes 19 de febrero de 2021

Número: 8319

El primer prototipo industrial del sistema ATILA, en el robot EOD Avenger

El prototipo del robot con ATILA

El prototipo del robot con ATILA

Componentes del sistema virucida industrial

Componentes del sistema virucida industrial

El proyecto ATILA (Antivirus por Iluminación de Luz ultravioleta Autónomo) continúa su avance en el Ejército de Tierra. La idea se materializó en 2020 y, a lo largo de todo ese año, se realizaron numerosas pruebas en las unidades con robots de desactivación de explosivos, en los modelos Teodor y Avenger. El sistema se empleó por primera vez durante la operación “Balmis” para la desinfección de residencias e instalaciones comunes, y continúa su actividad en el marco de la operación “Misión Baluarte”.

Ahora, ha dado un paso más, al llegar el 16 de febrero el primer prototipo industrial al Regimiento de Pontoneros e Ingenieros de Especialidades nº 12. El fabricante de Avenger ha integrado completamente el complemento virucida en este robot, con un coste que ha asumido la empresa suministradora en España. Una vez que el Regimiento haya probado el producto, posteriormente, será trasladado al Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial “Esteban Terradas” para verificar su capacidad real de desinfección y poder validar su uso para la descontaminación de instalaciones.

Cuando se hayan validado estas capacidades del prototipo, está previsto que se adquieran tres implementos más como mantenimiento evolutivo. En ese momento, pasará al inventario del Ejército de Tierra para las actividades de Defensa Nuclear, Biológica y Química que se consideren.

ATILA ejemplifica la solución que el Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra lleva impulsando desde el 2018, dentro del concepto F2E+I (Foro Ejército, Empresas e Innovación). Así quedó demostrado en el taller que se realizó en junio de 2020, donde se destacó la finalidad operativa urgente de este implemento virucida de altas capacidades.