• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Reportajes del Boletín de Tierra

lunes 14 de diciembre de 2020

Número: 8236

En Valladolid

El pintor Augusto Ferrer-Dalmau es nombrado 'Jinete de Honor de la Academia de Caballería'

El pintor se mostró emocionado con el nombramiento

El pintor se mostró emocionado con el nombramiento

El salón "General Shelly" acogió el acto

El salón "General Shelly" acogió el acto

El salón de actos del establecimiento “General Shelly” de la Academia de Caballería de Valladolid fue el escenario en el que se llevó a cabo la imposición de la insignia que distingue como “Jinete de Honor de la Academia de Caballería” al reconocido pintor Augusto Ferrer-Dalmau.

Al acto, desarrollado el 3 de diciembre, fue breve y con aforo reducido, debido a las restricciones propias de la COVID-19. Al mismo, acudieron únicamente algunos de los antiguos directores de la Academia, a petición del premiado, por haber sido con quienes más relación mantuvo mientras residió en Valladolid, así como su amigo y contacto en la ciudad, el escritor Lucas Molina Franco.

El director del Centro, coronel Aguado, cedió el honor de la imposición de la insignia que distingue al premiado con su nuevo nombramiento al jefe Superior de Policía de Castilla y León, Juan José Campesino –“Jinete de Honor de la Academia de Caballería” del año 2019–. Del mismo modo, cedió la oportunidad de entregar el obsequio que acompaña al nombramiento al ex director de la Academia de Caballería y autoridad de mayor antigüedad de los presentes en activo, general Luis M. López.

Previamente a la imposición de la insignia y entrega del obsequio, el jefe de la Plana Mayor de Dirección de la Academia, teniente coronel González, leyó el acta de entrega y un resumen de los méritos y virtudes que hicieron a Augusto Ferrer-Dalmau merecedor del premio. Dicha lectura fue acompañada por una proyección con algunos de los cuadros más representativos del pintor, así como algunas fotografías que mostraban su relación con el Centro.

Finalmente, tras las palabras del premiado, que se mostró emocionado por recibir el nombramiento por su relación tanto con el arma de Caballería en general como con la Academia de Caballería y la ciudad de Valladolid en particular, fue el coronel Aguado quien tomó la palabra y realzó el “espíritu jinete” del ilustre pintor galardonado y agradeció su presencia y su aceptación del premio. Por último, le recordó que en la Academia de Caballería tiene su casa y en los jinetes del arma a su familia.