• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Reportajes del Boletín de Tierra

viernes 31 de julio de 2020

Número: 8053

En Las Palmas

Un militar localiza a un hombre desaparecido que estaba a punto de perder la vida

En un año recibirá el Despacho de sargento

En un año recibirá el Despacho de sargento

Ayudó a los servicios de emergencias

Ayudó a los servicios de emergencias

El caballero alumno Franganillo -perteneciente a la LXVI  promoción, que acaba de finalizar el segundo curso de la Escuela Militar para la incorporación a la escala de suboficiales-, contribuyó en la localización de una persona accidentada y desaparecida, en el Parque Natural de Tamadaba (en Las Palmas), el 16 de julio. El militar tuvo conocimiento de los hechos sobre las 20 horas, cuando divisó a una mujer que trataba de encontrar a su marido desaparecido en la zona. “No lo pensé y realicé un primer rastreo por las inmediaciones para tratar de localizarlo”, afirma.

Sin embargo, tras un primer intento fallido, alertó a los servicios de emergencias y el operativo pasó a estar coordinado por la Policía Local de Artenara, un municipio cercano al parque. “Me identifiqué y ellos aceptaron recibir mi ayuda”, reconoce. Todo ello a pesar de las dificultades que presentaba este terreno y que podrían complicarse más aún en caso de caer la noche. “Si pasaban las diez de la noche, la búsqueda se haría casi imposible, ya que es una zona de pinar muy poblada y resultaría difícil utilizar medios aéreos o drones de rescate”, asevera Franganillo.

De este modo, y sin perder el tiempo, se dispuso a rastrear una zona de difícil acceso, mientras los agentes hicieron lo propio por otros lugares del Parque Natural. “Pensé en ir por una localización diferente a la que había estado en un primer momento y anduve durante cinco o seis kilómetros. Cuando ya pensaba en volverme, encontré al hombre en un grave estado de salud”, confirma.

El desaparecido, que superaba los 60 años, se había caído desde una pared de roca de, aproximadamente, diez metros de altura. Por ello, tras avisar a la Policía, una unidad medicalizada del Servicio de Urgencias Canario se hizo cargo del herido hasta la intervención del Consorcio de Bomberos de Gran Canaria para el rescate. A ellos se sumó el Equipo Presa del Cabildo de Gran Canaria.

Afortunadamente, la rápida actuación del militar, junto con la ejemplar labor realizada por todos los que participaron en el operativo, logró salvar la vida de esta persona, que tuvo que ser hospitalizada como consecuencia de las lesiones sufridas.

El caballero alumno Franganillo entró a formar parte del Ejército de Tierra en 2014, como tropa. Actualmente culmina sus estudios en la Escuela Militar para la incorporación a la escala de suboficiales y el año próximo tiene prevista ya la entrega del Real Despacho como sargento. “Es una vocación que he heredado de mi padre, también suboficial”, reconoce. Con esta actuación, siente reafirmado su compromiso de servir a su país, con la satisfacción de que su rápida intervención ha contribuido a salvar la vida de una persona.