• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Reportajes del Boletín de Tierra

miércoles 5 de noviembre de 2014

Número: 3765

Homenaje a los caídos en Larráun en el 50 aniversario de su muerte

La Compañía de Esquiadores Escaladores 1/64 ha organizado una serie de actos de homenaje para conmemorar el 50 aniversario de la muerte del cabo Carlos Izquierdo y los soldados Benicio Sanz, Manuel Pérez y Jesús Santamaría, componentes de la Compañía de Esquiadores Escaladores Paracaidistas que murieron en acto de servicio en las inmediaciones del puerto de Larráun, en Navarra, el 24 de octubre de 1964.

Una sección de la Compañía de Esquiadores Escaladores 1/64, heredera de la unidad a la que pertenecían el cabo y los tres soldados; la Sección de Reconocimiento del Batallón de Cazadores de Montaña “Montejurra” II/66; y personal de la Asociación de Veteranos de la “Pamplona” 51/LI completaron el 24 de octubre una marcha desde el puerto de Larráun hasta el pico Orhi en Navarra, en una jornada en la que también se celebró un acto de homenaje a los caídos en la boca norte del túnel de Larrau.

Acto de recuerdo a los cuatro fallecidos en 1964

Acto de recuerdo a los cuatro fallecidos en 1964 (Foto:JTM)

Una conducta heroica

Los cuatro militares murieron durante una marcha en la que regresaban a su acuartelamiento en Izalzu, Navarra, desde el pueblo francés de Larrau, donde pasaron la noche del 23 de octubre de 1964 tras perder la orientación en la montaña. Al día siguiente, en su regreso al campamento en territorio español, la compañía se vio sorprendida, cuando superaba una cota de 1.400 metros, por una violenta tempestad en la que el viento, según el diario de operaciones, alcanzó los 100 kilómetros por hora.

El diario de operaciones de ese día destaca que “se puede calificar de heroica la actuación de dos de las víctimas”, de robusta constitución física, que “perecieron por agotamiento ayudando a sus camaradas más débiles” cuando estaban cerca de alcanzar los refugios de cazadores en los que la compañía se guareció. Finalmente, la compañía fue rescatada y llegó a Irún en camiones del Ejército francés durante la madrugada del 25 de octubre de 1964.