• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

  • Inicio
  • Actualidad
  • Defensa pone 2.000 rastreadores militares a disposición de las Comunidades Autónomas

Actualidad

viernes 28 de agosto de 2020

Número: 8078

Defensa pone 2.000 rastreadores militares a disposición de las Comunidades Autónomas

La subsecretaria de Defensa, María Amparo Valcarce, ha anunciado el 27 de agosto que los 2.000 rastreadores militares que ofrecerá el Ministerio de Defensa para luchar contra la COVID-19 están ya a disposición de las Comunidades Autónomas.

Así lo ha explicado durante un encuentro informativo ante los medios de comunicación, en el que ha estado presente la titular de Defensa, Margarita Robles; la directora del Instituto de Medicina Preventiva de la Defensa, teniente coronel Aríñez; y dos rastreadores pertenecientes a la Unidad Militar de Emergencias.

Valcarce ha destacado la experiencia acumulada por las Fuerzas Armadas durante la operación “Balmis” y ha resaltado su alta cualificación técnica, capacidad de despliegue y amplia experiencia en emergencias, aspectos que capacitan aún más a las FAS para desarrollar esta misión. En ese sentido, ha detallado que el Ministerio de Defensa creó un sistema de rastreo para la detección precoz y vigilancia epidemiológica, así como para capacitar al personal militar y garantizar un control suficiente con el que detectar el incremento de la transmisión de la COVID-19 entre el personal de las Fuerzas Armadas.

 

La ministra y la subsecretaría en la presentación

La ministra y la subsecretaría en la presentación

 

Para ello se puso en marcha un curso de rastreadores online, tomando como referencia el del Centro Internacional John Hopkins, adaptado a las necesidades y a la disponibilidad del personal y las propias condiciones de su puesto de trabajo. El curso que les capacita como rastreadores se compone de cinco módulos de formación en los que se aporta información básica sobre la enfermedad y cuyo objetivo es dotar al personal de los conocimientos necesarios para poder efectuar un seguimiento eficaz de los contactos, obtener la información necesaria para discriminar los posibles casos, calcular el tiempo de cuarentena en función de los datos obtenidos y dar apoyo a los afectados.

Con todo ello, Defensa pretende dar su apoyo a todas las comunidades, aportando los efectivos necesarios: «tenemos el número suficiente de rastreadores y la capacidad de formar a más en caso de que sea necesario», ha afirmado la subsecretaria.

 

Solicitar ayuda de los rastreadores

La coordinación será un aspecto fundamental, por lo que las propias comunidades autónomas demandarán la ayuda a través de un escrito motivado dirigido al Ministerio de Sanidad. Por su parte, éste lo valorará y trasladará la petición concreta a Defensa, que pondrá en marcha el protocolo de actuación.

Desde el Ministerio reconocen que se actuará con las unidades más próximas a la zona en la que se precise la ayuda, pero que se podría reforzar con otras en caso de que fuera necesario. «Estamos en condiciones de desarrollar una actuación compatible con los propios protocolos autonómicos y de adaptarnos a ellos», matiza. La subsecretaria ha defendido que todo ello se realizará con gran celeridad y en el tiempo mínimo indispensable. «Desde la primera detección sospechosa de un brote, la comunidad puede alertar ya al Ministerio de Sanidad para que, en coordinación con la ponencia de Alertas del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, inicie el procedimiento», ha incidido.

 

La experiencia de los rastreadores

Por su parte, los dos enfermeros de la Unidad Militar de Emergencias, que han trabajado ya como rastreadores, han explicado su experiencia indicando que va a ser una misión con diferentes colores de uniformes, pero con un mismo espíritu.

Las Unidades de Vigilancia Epidemiológica contarán con personal con un perfil idóneo, apoyado en la experiencia que les ha dejado la operación “Balmis”. Éstos se seleccionan de las Unidades Centros y Organismos basándose en su perfil sanitario, la capacidad comunicativa y conocimientos ofimáticos para el correcto tratamiento de la información.