• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

  • Inicio
  • Actualidad
  • El Mando Componente Terrestre, el centro neurálgico del Ejército de Tierra en la operación 'Balmis'

Actualidad

miércoles 1 de abril de 2020

Número: 7915

El Mando Componente Terrestre, el centro neurálgico del Ejército de Tierra en la operación 'Balmis'

El teniente general Palacios, manda el MCT

El teniente general Palacios, manda el MCT

Desde aquí se coordinan las operaciones del ET

Desde aquí se coordinan las operaciones del ET

Un Real Decreto estableció el 14 de marzo el estado de alarma en España, como consecuencia de la pandemia de coronavirus COVID-19 que asolaba la rutina y la salud de los ciudadanos. Al día siguiente, se constituyó la operación “Balmis”, liderada por el Mando de Operaciones (MOPS) y que engloba -además de a éste- al Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire, la Unidad Militar de Emergencias y el Cuerpo Militar de Sanidad Militar.

Para desempeñar su función, el Ejército puso en marcha el Mando Componente Terrestre (MCT), en su Cuartel General, en Madrid. Está a las órdenes del teniente general Carlos Palacios Zaforteza, jefe del Mando de Canarias, donde se encuentra el Mando de Presencia y Vigilancia Terrestre, que desempeña acciones de presencia y disuasión en Canarias, Ceuta y Melilla en el ámbito terrestre. Por eso, “el JEME designó como jefe del MCT a éste, al ser una herramienta que ya estaba constituida y que podía ejercer esta misión”, cuenta el teniente general Palacios.

El cometido del MCT es el planeamiento y la conducción de las operaciones necesarias de apoyo a las autoridades civiles y la ciudadanía, con el fin de proteger la seguridad, la vida y el buen funcionamiento de las instituciones durante la crisis sanitaria. Actualmente, más de 2.220 militares de diferentes unidades del Ejército de Tierra desempeñan a diario todo tipo de funciones, y hasta la fecha ya han participado más de 24.000. Detrás de éstos, entre 10.000 y 15.000 se encargan de la preparación, dotación de medios o el apoyo logístico. El teniente general asegura que es “una operación muy ágil y eficaz. Nuestra gente está deseando salir a la calle, está encantada por ayudar a los ciudadanos.

Se realizan numerosas labores, como la descontaminación de instituciones civiles (aeropuertos, hospitales, residencias de mayores…), apoyos sanitarios, de campamento y otro tipo de apoyos logísticos (por ejemplo, al personal de cocina del hospital Central de la Defensa “Gómez Ulla” o su lavandería), además de las patrullas por las calles. Desde el 31 de marzo, se han implementado misiones en apoyo a la Guardia Civil en cuatro localidades. También, la Guardia Real forma parte de este MCT para esta ocasión, como una unidad más del Ejército, y lleva a cabo misiones en Madrid de presencia, descontaminación y apoyo al Banco de Alimentos.

Organización del MCT

El MCT se divide en dos Núcleos: por una parte, el de Planes, que elabora la orden de operaciones de la operación terrestre y, posteriormente, las órdenes tipo misión para las tareas que se desempeñarán al día siguiente. “Se planea a corto plazo, en función de las necesidades que recibamos, a veces con 10 horas de antelación”, indica el teniente coronel Fajardo.

Por otra parte, el Núcleo de Operaciones conduce la operación del Ejército (las unidades que patrullan, los incidentes que presentan…) y controla la ejecución de las acciones que se realizan día a día. En cada una de las provincias, hay un comandante militar que tiene relación con las autoridades civiles, a las que asesora en las capacidades con las que puede ayudar el Ejército de Tierra. En el caso de que lo estimen, se informa al MCT de las posibles misiones que podría efectuar y se transmite al MOPS.

El escudo del MCT

El escudo del MCT es el del Mando de Presencia y Vigilancia Terrestre: una torre (desde donde se comprueba que no sucede nada), las tres espadas unidas con una cadena (que se refieren a la acción conjunta de las Fuerzas Armadas y es el escudo del MOPS, del que están a las órdenes en esta misión), la noche (porque la vigilancia es constante) y el águila viva (que está vigilando), que sujeta con la pata derecha la espada del Ejército de Tierra como símbolo de fortaleza y, con el ala desplegada, como muestra también de protección.