• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Actualidad

viernes 17 de octubre de 2014

Número: 3690

Cursos intensivos de la Brigada de Sanidad para instruir a personal médico sobre Equipos de Protección Individual

Controlando el protocolo de colocación del EPI

Controlando el protocolo de colocación del EPI (Foto:Iván Jiménez/DECET)

Un instructor supervisa la colocación del Equipo

Un instructor supervisa la colocación del Equipo (Foto:Iván Jiménez/DECET)

Dando instrucciones para el correcto cierre del EPI

Dando instrucciones para el correcto cierre del EPI (Foto:Iván Jiménez/DECET)

La Brigada de Sanidad imparte cursos intensivos de capacitación sobre Equipos de Protección Individual a personal sanitario del Instituto Carlos III y La Paz. Estos equipos de protección son los empleados por el personal médico que trabaja en contacto con pacientes afectados por el virus del ébola. Las enseñanzas tienen lugar en Madrid, en las instalaciones de la Escuela Nacional de Sanidad, dependiente del Instituto Carlos III.

La Brigada de Sanidad ha dispuesto tres equipos de formación, integrados por seis instructores, y un oficial jefe de equipo. Los cursos están siendo coordinados por el teniente coronel Javier Betolaza, jefe de Estado Mayor de la Brigada de Sanidad, y la teniente coronel médico Aurora Molina, adjunta al general de la Brigada.

La capacitación se articula a través de cinco cursos intensivos, de seis horas de duración cada uno, que se vienen desarrollando desde el miércoles día 15 en sesiones de mañana y tarde. Las jornadas de enseñanza incluyen cuestiones de carácter teórico y práctico. El objetivo es impartir una formación de carácter inmediato al personal de los dos centros sanitarios mencionados. Inicialmente, la afluencia prevista de profesionales de la sanidad era de entre 300 y 400 personas, pero las cifras serán previsiblemente superadas.

'Estas jornadas están teniendo una gran aceptación. El personal médico sale muy contento por la información que se le da tanto a nivel teórico como práctico. En el primer contacto con el curso vienen nerviosos y preocupados, porque el ébola es un agente patógeno con el que no están habituados a trabajar. Pero según transcurre el día, les cambia la cara y agradecen la formación que se les ha dado', indica el teniente coronel Javier Betolaza.

Uno de los objetivos fundamentales de estos talleres de enseñanza es hacer ver a sus participantes que tanto el procedimiento que se está empleando hasta ahora como los equipos que se usan son los correctos. En ambos casos ofrecen la protección adecuada, según han corroborado todos los organismos nacionales e internacionales.