• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

escudo azul, verde y amarillo de la AALOG 41

Agrupación de Apoyo Logístico nº 41

Noticias

viernes 16 de octubre de 2020

Número:

145 militares, doscientos días, cincuenta y una mil novecientas sesenta comidas

EPA Barcelona

Personal de la unidad (Foto: AALOG 41)

EPA Barcelonav

Labores de desmontaje (Foto: AALOG 41)

EPA Barcelona

Labores de desmontaje (Foto: AALOG 41)

          La Agrupación de Apoyo Logístico 41 (AALOG 41) de la Brigada Logística (BRILOG) ha apoyado, desde el 22 de marzo hasta el 08 de octubre, al Establecimiento Provisional de Acogida (EPA) instalado en la FIRA de Barcelona, relevando equipos que han prestado servicios de cocina, alojamiento y duchas.

          Desde entonces, 24 militares permanentemente hasta junio y 14 a partir de entonces han distribuido 51.960 plazas de alimentación en estos 200 días a las personas vulnerables allí alojadas. Han sido unas doscientas de media, con picos de 350 albergados.

          De la extraordinaria labor desarrollada por nuestros compañeros da fe el reconocimiento que la Alcaldesa de Barcelona, a propuesta de la Guardia Urbana, ha tenido con la Agrupación, distinguiéndola con una placa en reconocimiento a la colaboración prestada.

          La acción nace de la petición del Ayuntamiento de Barcelona. Así, en el marco de la Operación Balmis, el domingo 22 de marzo, la AALOG 41 de la BRILOG trasladó, desde su ubicación en Zaragoza, el personal y material necesario para establecer un centro de acogida en las instalaciones de la Feria de Barcelona.

          Se desplazaron 61 militares y medios, tales como camiones (aljibe, cisterna, de carga general, autobuses y grúas), contenedores (cocina de campaña, frigoríficos, duchas, grupo electrógeno 250 kva y plataformas aljibe) y otros varios (conjuntos mesas-banco, literas y tiendas de campaña). En 24 horas, los recursos trasladados estaban ubicados y los militares prestos a desarrollar sus cometidos: cocinar a diario para el EPA y mantener los equipos instalados.

          El centro de acogida abrió sus puertas para personas sin hogar el 25 de marzo bajo la dirección de la Cruz Roja y de los Servicios Sociales del Ayuntamiento barcelonés.