• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

escudo azul, verde y amarillo de la AALOG 41

Agrupación de Apoyo Logístico nº 41

Noticias

martes 14 de abril de 2015

Número:

La Agrupación de Apoyo Logístico 41 celebró sus veintisiete años en Zaragoza

Entrega premio

Entrega premio "Capitán Mayoral" (Foto AALOG 41)

Homenaje al personal que pasó a la reserva

Homenaje al personal que pasó a la reserva (Foto AALOG 41)

Desfile

Desfile (Foto AALOG 41)

 

Coincidiendo con el aniversario de la entrega de la Bandera a la Agrupación, se ha celebrado el acto central del 27º Aniversario de la creación de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 41. El patio de Armas del Acuartelamiento Capitán Mayoral ha sido el escenario. Ha presidido la ceremonia el general Sánchez Alor, jefe de la Brigada Logística.
La Unidad que formó, al mando del teniente coronel Garcia Cabrero, estaba compuesta por una Escuadra de Gastadores, Banda, tres Compañías y una unidad motorizada de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 41 y la Música de la Academia General Militar.
Durante la conmemoración tuvo lugar la imposición de diversas recompensas al personal de la Unidad y la entrega del premio Capitán Mayoral a la Cabo 1º Patricia Eirín Docampo, del Grupo de Transporte IX/41, de Huesca, por su ejemplo de competencia profesional y entrega al servicio. El citado premio, instituido en 1970, en memoria del Capitán de Intendencia D. Luis Mayoral Massot, lo entregó su hijo, el General Rafael Mayoral Dávalos, en situación de Reserva. Resaltar que es la primera vez que una mujer recibe este galardón. También se despidió al personal de la Agrupación que ha pasado a la Reserva. 
Antes del desfile, a pie y motorizado, el coronel Bonastre Cenarro, jefe de la AALOG 41, dirigió una alocución a los presentes en la que, además de exponer los retos a que se enfrenta la Agrupación en este 2015, rindió homenaje al personal que ha pasado a la Reserva, despidiéndose de la Bandera, después de casi cuarenta años de servicio, dando “ejemplo de virtudes militares, contribuyendo a forjar el espíritu de unidad, a reforzar las tradiciones y a enriquecer el historial de la Agrupación, del que ya formáis parte”. Tras la parada, tuvo lugar un austero acto social en el comedor de la zona D de la Base Discontinua.