• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo de la Unidad

Cuartel General de la División 'Castillejos'

Noticias

martes 10 de marzo de 2015

Número: 52

Marcha de Instruccion y Endurecimiento del Cuartel General de Fuerzas Ligeras.

ASCENSION A PEÑA DEL CUERVO

La Unidad ascendiendo Peña del Cuervo. (IMAGEN: CGFUL / OFCOM)

LA UNIDAD PASANDO EL COLLADO DE GIBRALTAR

Pasando el Collado de Gibraltar sin novedad. (Imagen: CGFUL / OFCOM)

ATACANDO LA PEÑOTA

La ultima subida-atacando La Peñota. (Imagen: CGFUL/OFCOM)

    Para cumplir el Plan de Instrucción y Adiestramiento, el día diez de marzo de 2015, el Cuartel General de Fuerzas Ligeras al mando de su general, realizó una marcha de endurecimiento por la sierra de Guadarrama en Madrid.

    Con la finalidad de mantener la condición físico militar del Cuartel General de Fuerzas ligeras, se programó esta marcha de endurecimiento por montaña de una distancia aproximada de trece kilómetros y un desnivel acumulado de 800 metros.
    A las 9,30 horas se inició la marcha desde el punto de inicio establecido en el Puerto de los Leones (altitud 1511 metros) por terreno montañoso se progresó hasta alcanzar el cerro de Matalafuente (1675 metros), continuó la marcha hasta llegar al collado de Gibraltar (1718 metros), y sin solución de continuidad se llegó al vértice de La Peñota (1945 metros). Este era el punto de más altitud de la marcha, desde aquí se inició el descenso para llegar a las 14,30 horas al punto final previsto y localizado en la estación de tren de Cercedilla, (altitud 1130 metros), este itinerario seguido es conocido como “Puerto de los Leones-Cercedilla”.
    El día fue espléndido y permitió a pesar del esfuerzo, disfrutar de las vistas que durante toda la marcha se puede observar de la sierra de Madrid y de Madrid y alrededores. Algunos tramos de la marcha discurrieron por zonas de nieve lo que supuso mantener la concentración para evitar posibles caídas o lesiones que pudieran dificultar la marcha.
    Fue una marcha exigente, que tuvo una duración de cinco horas y en la que se puso a prueba la agilidad y resistencia de la Unidad. El resultado se puede considerar de muy satisfactorio.
    Esta marcha de endurecimiento, enmarcada como de instrucción y adiestramiento, sirvió para aumentar la cohesión y el espíritu de Unidad y fomentar el compañerismo de todos los componentes del Cuartel General. 
    La policía militar de la Unidad del Cuartel General de Fuerzas Ligeras proporcionó la seguridad en los puntos de inicio y final de marcha y los jalonamientos necesarios para el desarrollo de la misma.