Imagen de fondo
Compartir en: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin

Un soldado del Regimiento de Infantería 'La Reina' nº 2 atiende a una víctima de un infarto

martes 16 de agosto de 2022

Número: 9077

El soldado Ambrojo

El soldado Ambrojo

El soldado Ambrojo, destinado en el Regimiento de Infantería “La Reina” nº 2, perteneciente a la Brigada “Guzmán el Bueno” X, se encontraba el 29 de julio disfrutando de su permiso vacacional en Córdoba, junto a su familia, en una piscina. Alrededor de las 4 de la tarde, la tranquilidad se tornó en angustia cuando un anuncio por megafonía llamó al socorrista: un hombre se había desmayado en las inmediaciones, víctima de un infarto, y se encontraba sin pulso ni respiración desde hacía varios minutos, habiendo sido incluso dado por muerto.

El soldado, sin dudar, siguió al socorrista, quien se vio desbordado por la situación, por lo que tuvo que intervenir. Ambrojo, tras comprobar su estado, rápidamente tomó la iniciativa y comenzó a practicarle la maniobra de Reanimación Cardio-Pulmonar mientras el resto de presentes llamaba a los servicios de emergencia.

Tras unos interminables 10 minutos, apareció el personal de seguridad portando un desfibrilador, que el soldado inmediatamente utilizó para proporcionarle a la víctima varias descargas y reiniciar su corazón. Tras esto, se volvió a notar su pulso y respiración, si bien seguía inconsciente.

Finalmente, tras unos 30 minutos de incertidumbre, la ambulancia llegó hasta lugar, pudiendo estabilizar y evacuar al paciente hasta el hospital más cercano, donde, tras una operación y tres semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos, continua recuperándose, con vistas a recibir el alta en breve.

Días después, el hijo de la víctima llamó personalmente al soldado para mostrar su agradecimiento. Igualmente, los servicios sanitarios declararon que solo su intervención mantuvo con vida a la víctima. El soldado Ambrojo sencillamente respondió que “es lo que el Ejército le había enseñado”.