• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Reportajes del Boletín de Tierra

lunes 27 de julio de 2020

Número: 8047

En Pamplona

Personal del Regimiento de Infantería 'América' nº 66 presta auxilio en un accidente de tráfico

Un instante después del accidente

Un instante después del accidente

La teniente médico atendió a los heridos

La teniente médico atendió a los heridos

Personal de la 3ª Compañía del Batallón “Montejurra”, perteneciente al Regimiento de Infantería “América” nº 66 de Cazadores de Montaña, socorrió el 24 de julio a dos personas que habían sufrido un aparatoso accidente en la autovía A-21, en las proximidades de Pamplona.

Tras haber finalizado una jornada de instrucción continuada en la zona de Linza, en el Pirineo aragonés, los militares regresaban al acuartelamiento “Aizoain”, de Berrioplano (Navarra) cuando, de pronto, divisaron a tres personas que les hacían señas para que detuvieran sus vehículos. Al comprobar que se trataba de un accidente de tráfico, el personal de la compañía actuó de forma automática siguiendo el protocolo PAS (Proteger, Alertar, Socorrer).

El cabo Alejos salió de su vehículo para señalizar la zona e, inmediatamente después, la teniente médico Gimeno corrió hacia el coche accidentado, que se encontraba volcado en la calzada, y vio a un hombre tendido en el exterior y a una mujer que permanecía dentro del vehículo. Casi al mismo tiempo, llegaron al lugar el capitán Mediavilla, jefe de la compañía; el teniente Chamorro, que alertó al 112; y los cabos sanitarios Calero y Soto.

La teniente médico hizo una primera valoración de los heridos y comprobó que ninguno de ellos presentaba lesiones graves. A continuación, los cabos sanitarios extrajeron del coche a la mujer y la teniente pudo hacer un diagnóstico más detallado y prestar los primeros auxilios a la pareja. Mientras tanto, el capitán Mediavilla interrogaba a las personas que habían detenido el convoy para saber si habían sido testigos del accidente. Al cabo de unos minutos, llegaron a la zona los Bomberos, la Policía Foral de Navarra, la Guardia Civil y una ambulancia, cuyo personal sanitario se hizo cargo de los heridos y los trasladó al hospital.

El capitán Mediavilla se muestra muy satisfecho de la rapidez y eficacia con la que el personal de su compañía supo responder ante una emergencia de este tipo: “En situaciones así, sale a relucir el trabajo que realizamos a diario y se pone de manifiesto la instrucción y el adiestramiento que los militares llevamos a cabo”.