• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Reportajes del Boletín de Tierra

lunes 20 de julio de 2020

Número: 8042

Miembros de la Brigada XII atienden a un hombre que se encontraba inconsciente y solo

Fotografía oficial del capitán De Toro

Fotografía oficial del capitán De Toro

Fotografía oficial del soldado Montes

Fotografía oficial del soldado Montes

Un grupo de militares de la Brigada “Guadarrama” XII han socorrido a un hombre, que se hallaba inconsciente y solo, en la estación de cercanías de Comillas, anexa al Campo de Maniobras de la base “El Goloso” (Madrid). Los hechos sucedieron el 16 de julio, en torno a las ocho de la mañana, cuando se encontraban corriendo por el interior de la base.

En un momento de la carrera, observaron que al otro lado de la valla que delimita el perímetro del campo de maniobras se encontraba un hombre, de aproximadamente 60 años, inmóvil y con signos de estar sin conocimiento. Tras intentar establecer comunicación con él, y no lograrlo, el soldado Montes, destinado en la Compañía de Transmisiones del Batallón de Cuartel General de la Brigada, saltó la valla con intención de socorrerlo. Tras comprobar que el hombre no respondía, se unieron a él otros militares presentes. Entre ellos, el capitán De Toro, de la Plana Mayor de Mando del Regimiento “Alcázar de Toledo”, quien también dio instrucciones para que se pidiese ayuda al cuerpo de guardia de la base. También dieron aviso al SAMUR, y permanecieron con él hasta que una ambulancia del SAMUR se lo llevó al hospital.

Desde ese momento, no cesaron los intentos de reanimarlo: «Le tomamos el pulso. Además, le hablábamos, le movíamos las piernas y, en un momento, hasta abrió un poco los ojos. Pero no podía decir nada», apunta el capitán. Por otra parte, utilizaron el teléfono móvil del hombre para llamar a uno de sus contactos “Avisar a”, en concreto a su hermana, a quien pusieron al corriente de lo ocurrido

«En ese momento hay una mezcla de sentimientos. Por una parte, estás preocupado por lo que le pueda ocurrir, pero te sientes bien por haber podido ayudar. La zona es solitaria en esta época del año; si no pasamos nosotros, no sabemos cuánto tiempo hubiera estado allí”, mantiene el capitán De Toro. A pesar de exponerse, al no poder guardar la distancia de seguridad recomendada para prevenir el contagio por COVID-19, no dudaron en actuar: «No vamos a dejar a un hombre solo y en esas circunstancias”, concluye el capitán.

Junto al capitán De Toro y el soldado Montes, colaboraron en socorrer al hombre desmayado el brigada Rodas, el sargento González y los cabos 1º Morchón y Carcedo.