• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Exército de Terra
Ministerio de Defensa
Exército de Terra

Ejército de Tierra

Escudo de la Fuerza Logística Operativa

Fuerza Logística Operativa (FLO)

Novas

martes 20 de junio de 2017

Número: 072

Finaliza con éxito la participación española en el ejercicio OTAN “Noble Jump 17” en Rumanía y comienza el repliegue a España del personal y material participante

Recuperación de vehículo

Recuperación de vehículo

Revisión previa de vehículos

Revisión previa de vehículos

Preparados para iniciar la marcha

Preparados para iniciar la marcha

 

La participación del contingente español en el ejercicio “Noble Jump 17“ de la Organización del Tratado del Atlántico Norte  (VJTF, Fuerza de muy Alta Disponibilidad de la OTAN) ha finalizado con éxito y ahora comienza su repliegue a España desde el campo de maniobras y tiro de Cincu en Rumanía.

Para ello, se ha procedido a embarcar en el Buque Camino Español (BCE) el material que participó en el ejercicio “Noble Jump 17”, así como 100 vehículos de combate y logísticos que regresan a España desde el puerto griego de Alexandroupouli. Por vía aérea lo hará el personal participante en el ejercicio, compuesto por un total de 352 efectivos españoles pertenecientes a la Agrupación de Apoyo Logístico nº 21 (AALOG 21), Grupo de Apoyo a la Proyección (GAPRO) de la AALOG 11, VIII Bandera “Colón” de la Brigada de La Legión (BRILEG) y Regimiento de Transmisiones nº 1 (RT 1).

En este ejercicio se han puesto en práctica un proceso RSOM (recepción, escalonamiento y movimiento a vanguardia) y RSOM inverso que tenían como particularidad la gestión y el control, por parte de la División Multinacional Sudeste (MND SE) de la OTAN, de todos los actores de las naciones contribuyentes así como de las naciones anfitrionas de tres países: Grecia, Bulgaria y Rumanía. El objetivo marcado por el mando de esta Fuerza de Reacción Rápida fue que las naciones participantes ejecutaran la proyección del personal, material, armamento y munición por diferentes puntos de entrada, Alexandroupouli en Grecia y Sibiu en Rumanía, espaciadas temporalmente y en varias oleadas. Finalmente, y previo a su regreso a territorio nacional, se debía realizar el ensamblaje del personal y material. La Unidad de Combate (VIII Bandera “Colón” de la BRILEG) debía, entonces, estar totalmente operativa. El cumplimiento de este objetivo requería que todos los países participantes se integraran en un plan conjunto donde en la matriz figuraban el movimiento, ritmos y apoyos, además de un sistema de emergencias milimétricamente planeado.

La importancia del planeamiento logístico efectuado por parte del Elemento de Apoyo Nacional (NSE), constituido por personal de la AALOG 21, se ha materializado en que se han estudiado con gran minuciosidad todas las posibles variables que pudieran afectar a la proyección, en el RSOM y en el regreso a territorio nacional para dar un apoyo continuo al contingente. Asimismo, se ha solicitado a cada Nación Anfitriona (HN) los apoyos en alojamiento, comida y repostaje. Además, se han tenido en cuenta los requerimientos marcados por las HN, además de la propia, en cuanto a vehículos especiales, armamento y depósitos de munición. Todo ello, sin perder de vista los principios de flexibilidad y economía de medios. Las herramientas empleadas para el planeamiento del apoyo logístico han sido los cálculos logísticos, el dimensionamiento de una plantilla equilibrada en las tres funciones logísticas teniendo como premisa mantener una capacidad de recuperación amplia que permitiera finalizar los 2.000 Km por carretera durante los procesos RSOM y RSOM inverso con éxito, como así, finalmente, ha sido.