• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Exército de Terra
Ministerio de Defensa
Exército de Terra

Ejército de Tierra

Reportaxes do Boletin Terra

viernes 27 de marzo de 2020

Número: 7905

En primera persona contra el COVID-19

Del paracaídas a la lucha contra el COVID-19

Los militares del Ejército de Tierra continúan, sin descanso, en su apoyo a la población en estos difíciles momentos de crisis sanitaria. Desde la operación “Balmis”, que lucha contra la expansión del COVID-19, son muchos los que viven estos días la cara más humana de su profesión.

En el mes de julio, el teniente Peiroten dejaba la Academia General Militar y, poco después, llegaba a su primer destino en el Batallón de Zapadores de la Brigada “Almogávares” VI de Paracaidistas. No sabía entonces que unos meses más tarde se vería involucrado en el apoyo que prestan las FAS contra la expansión de este virus, que ya ha afectado a miles de personas en todo el territorio español.

Pero es entonces cuando se tira de la vocación de servicio a España. No se entiende de horarios ni de flexibilidades, lo importante en estos casos es cumplir la misión. Y es que el teniente participa, desde hace cuatro días, en la adecuación del polideportivo de la Universidad de Alcalá de Henares, para su utilización como hospital de campaña para los enfermos de coronavirus.

Está sirviendo de enlace con Médicos Sin Fronteras y el Ayuntamiento de la ciudad para prestar el apoyo del Ejército en todas aquellas labores en las que se requiere su actuación. «Hemos contribuido a la instalación de 100 camas, el acondicionamiento del hospital, o el traslado logístico del material necesario, entre otros cometidos», destaca.

Desde el lunes, 23 de marzo, el papel del teniente y sus compañeros de unidad ha sido intentar ayudar a que esta iniciativa sea una realidad en el menor tiempo posible. «En estos días mi vida personal es el trabajo», matiza este militar natural de Burgos.

Ahora que el hospital está próximo a su inauguración ven cómo su pequeña aportación ha sido fundamental para ayudar a tantas personas que, en estos momentos, lo necesitan. Cuando llega el momento de poner en práctica toda su instrucción, reconoce que lo más gratificante es «la íntima satisfacción del deber cumplido».

El teniente durante el traslado de material

El teniente durante el traslado de material