• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • inprimatu
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo Regimiento de Infantería

Regimiento de Infantería "Tercio Viejo de Sicilia" Nº 67

Berriak

miércoles 13 de junio de 2018

Zenbakia: 004

Concierto de música en el Palacio de Miramar

Inolvidable concierto a cargo de la Unidad de Música de la División San Marcial y la Banda del regimiento Tercio Viejo de Sicilia.

Inolvidable concierto a cargo de la Unidad de Música de la División San Marcial y la Banda del regimiento Tercio Viejo de Sicilia.

El broche de oro a la celebración del Día de las Fuerzas Armadas en la ciudad de Donostia-San Sebastián después de la exposición “El valor de servir” y la Jornada de Puertas Abiertas, ha sido un inolvidable concierto a cargo de la Unidad de Música de la División San Marcial y la Banda del regimiento Tercio Viejo de Sicilia.

Varios han sido los factores que han hecho posible el éxito de este insólito evento; por una parte el auditorio, la sala Pío Baroja del Real Palacio de Miramar situado en uno de los parajes más emblemáticos de la ciudad, algo natural en cualquier ciudad del resto de España pero que aquí tiene más mérito pues hay que consultar la hemeroteca para localizar la fecha de la última vez que se hizo un concierto fuera del Acuartelamiento. Por otra parte, el teniente Andrés Jiménez, Director de la Unidad de Música ha personalizado con especial cariño el programa con numerosos guiños locales, incluyendo temas de compositores vascos como Jose María Usandizaga, Pablo Sorozobal o el irunés Joaquín Silguero que encontrándose presente en la sala recibió una cerrada ovación.

Pero la velada tenía muchas sorpresas reservadas y así cada tema era presentado en su contexto mediante explicaciones y curiosidades.Los temas militares como San Marcial o Los sitios de Zaragoza alternaban con los temas civiles como el zorzico Maitechu mía cantado nada menos que por el tenor Josu Cabrero Antolín o Carmen de Bizet, interpretado artísticamente por la bailaora María Martín Triana.

Ni que decir que ambas interpretaciones fueron seguidas con entusiasmo entre aplausos y vivas. Como cualquier concierto cuando se da por finalizado el programa oficial y este ha gustado al público, se pidieron más temas, por ello fuimos deleitados con Las Corsarias y la Tamborrada donostiarra, un atronador Himno del Regimiento Sicilia cantado por docenas de gargantas puestos en pié, y para acabar entre aplausos, el Himno Nacional que hizo brotar lágrimas de emoción en varios de los asistentes.