• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • inprimatu
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Escudo de la Comandancia General de Ceuta

Comandancia General de Ceuta

Berriak

sábado 30 de marzo de 2019

Zenbakia: 32

Las mujeres de la COMGECEU en “La Africana”.

El equipo femenino de la COMGECEU consiguió ser el primero en pasar la meta en su categoría.

El equipo, momentos antes a la salida.

El equipo, momentos antes a la salida (Cedida).

El equipo en pleno esfuerzo.

El equipo en pleno esfuerzo (Cedida).

Equipo llegando a meta.

Equipo llegando a meta (Cedida).

El pasado sábado 30 de marzo era un día marcado en rojo en el calendario de nuestro equipo de la COMGECEU. Yo, la Sgto. 1º Carmona, junto a la Cabo 1º Sierra, Cabo Reg. Veliz, Cabo D.L Gámez y D.L Torres marchamos hacia Melilla para competir en la VII edición de la Africana y en los 50 km, en su modalidad marcha-carrera por equipos la cual nuestro gran objetivo sería el finalizar como primeras en nuestra modalidad.

Los días previos a la carrera no empezaron con buen pie puesto que en nuestra querida ciudad de Ceuta arrecio un gran temporal de levante el cual trastocó el inicio del viaje y cambios de billetes a algunas componentes de este equipo.

Una vez  alojadas todas en la gran ciudad hermana de Melilla, comenzamos las preparación de nuestro material, así mismo procedimos a recoger nuestros dorsales en el casino militar donde nos dimos cuenta la magnitud de esta carrera de espíritu legionario, en este casino se respiraba ambiente deportivo y militar donde se tienen reencuentros con otros corredores de toda España, seguidamente una buena cena y ¡a descansar! para poder estar en plena facultades en nuestro gran día.

Llegó el momento, ese día marcado en rojo, tras muchos entrenamientos tanto individuales como en equipo nos presentamos en la salida con mucha ilusión y a la vez con muchos nervios, pero esto último, al dar el inicio la carrera desaparecería de nuestros cuerpos y mentes. El día se presentó con nubes, bastante aire y alto porcentaje de probabilidad de lluvia lo cual implicaba una carrera dura que marcaría el desarrollo de la prueba, aun así la temperatura fue idónea para correr.

El primer tercio de la carrera discurrió por la zona urbana, aquí no te das cuenta del paso de los kilómetros por el arropo de la Ciudad de Melilla y sus melillenses, pasado este primer tercio, la carrera ya adopta un carácter más trail, de más dureza, buscando los puntos más altos de los alrededores de la ciudad y saliendo a la zona más rural de la misma en los que pudimos conocer su ya famoso campo de Rostrogordo, la zona de los pinares y los cortados de Agudú los cuales su subida tan dura y característica ya queda grabada en la mente de muchos corredores.

Adentrándonos en la última parte de  la carrera, esta, discurre por la circunvalación de Melilla, corriendo a la vera del vallado, ese famoso vallado.

Seguidamente la carrera nos lleva  a los últimos cinco kilómetros de carrera que precisamente como no nos seria de sorpresa, son los más duros, muestra del cansancio que ya llevaríamos, aquí nos adentramos en el paseo marítimo y en el poblado de Melilla conocido como Melilla la Vieja volviendo a sentir el ánimo de Melilla y de sus gentes haciendo nuestra llegada a meta siendo el primer equipo clasificado femenino.

Durante la carrera mantuvimos un ritmo constante, alegre y dentro de lo que nos habíamos marcado previamente, haciendo en términos generales una gran carrera, no sin ello teniendo picos de forma como en este tipo de carreras suele pasar. Este resultado es gracias a los entrenamientos que hemos llevado, entrenamiento que gracias a nuestras unidades de origen y esta Comandancia General de Ceuta hemos podido realizar.

Sin tiempo a entretenernos comienzan nuestros 101 kilómetros de Ronda.