• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • print
Formulario de Búsqueda
Army
Ministry of Defence
Army

Ejército de Tierra

escudo MADOC

Mando de Adiestramiento y Doctrina

News

Wednesday, August 6, 2014

Number: 01

Mando de Adiestramiento y Doctrina.

Civiles y Militares acompañan de madrugada a la Virgen de las Nieves hasta el Veleta.

Civiles y militares se turnan en llevar la virgen hasta el veleta

Civiles y militares se turnan en llevar la virgen hasta el veleta

La madrugada sorprende a los romeros en un paisaje espectacular

La madrugada sorprende a los romeros en un paisaje espectacular

La presencia militar en Sierra Nevada forma parte de la tradición de Granada

La presencia militar en Sierra Nevada forma parte de la tradición de Granada

En la madrugada del martes 5 de Agosto se celebró en Sierra Nevada la Romería de la Virgen de las Nieves en la que viene participando de forma tradicional y voluntaria personal militar de Granada, este año encabezados por el General de División Excmo Sr Arturo García Vaquero Pradal, jefe de DIDOM  del MADOC. La ascensión de la Virgen a la sierra se incluye dentro de las fiestas patronales de Monachil. El emocionante pregón fue pronunciado este año por la hija invidente del general de división retirado Mariano Estaún Solanilla que fue director de enseñanza hace algunos años. A las cuatro de la madrugada se inició la ascensión desde Pradollano, con la participación de unos doscientos romeros que acompañaron a la Virgen hasta los pies del Veleta a 3100 metros de altitud. La romería se caracteriza por su dificultad, dado que se inicia de noche, salvando una diferencia de nivel de unos 975 metros, portando la Virgen a cuestas y con muchos tramos a través de un firme complicado. Circunstancias todas estas que subrayan el misterio corazón y visión del mundo de los romeros y montañeros, hombres y mujeres devotos de la virgen y enamorados de la madrugada, locos de altura, esclavos de los montes; personas que saben que el gozo habita siempre agazapado detrás del esfuerzo.

El origen de esta tradición se remonta a 1717 en la que un Párroco de la Alpujarra hacía el camino hacia Granada a través de la Sierra. Sorprendido el séquito por una peligrosa tormenta en el collado de la Carihuela, y temiendo todos por su vida, se encomendaron a la Santísima Virgen, que se les apareció y les guió a su destino entre la helada ventisca. Un año más tarde, en el lugar conocido desde entonces como los Tajos de la Virgen, se construyó una Ermita en recuerdo del milagro.
En la edición de este año, el servicio de montaña de la Guardia Civil ha tenido que rescatar mediante un helicóptero en la zona de La Carihuela a un romero que se fracturó una pierna al resbalar accidentalmente por un nevero y colisionar contra una roca.
La romería, ejemplo significativo de hermandad entre civiles y militares, inició su recorrido a 2.025 metros de altitud, con la imagen de la Señora portada en andas de madera. La parada intermedia se realizó en Borreguiles a 2.700 metros, finalizando en los Tajos de la Virgen cuando los primeros rayos del sol traen el esplendor de la mañana sobre las lajas de pizarra. A las 08:30 horas se inició la Misa montañera con la que se cierra la ascensión.