• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Exèrcit de Terra
Ministerio de Defensa
Exèrcit de Terra

Ejército de Tierra

Escudo AGM

Academia General Militar.

Notícies

miércoles 27 de mayo de 2015

Nombre: 18

“En el siglo XXI el liderazgo dará paso al equipazgo; el que te va a hacer líder es tu equipo”

Tcol. Carreño

Tcol. Carreño (Fuente:OCS-AGM)

El Teniente Coronel Agustín Carreño habló en la Cátedra Cervantes sobre ´La gestión emocional`

 
El Teniente Coronel Agustín Carreño, profesor de Liderazgo de la Escuela de Guerra del Ejército de Tierra, ofreció ayer una conferencia en la Cátedra ´Miguel de Cervantes de las Armas y las Letras` de la AGM sobre “La gestión emocional”. En su intervención habló, sobre todo, de cómo liderar personas, sus percepciones y emociones, ya que “esa gestión es la que nos va a dar el resultado final de la actitud de la gente ante la meta a alcanzar”. A su juicio, en el siglo XXI “un buen líder será aquel que sepa gestionar las emociones de su equipo”.
 
El Tcol. Carreño también apuntó que la gestión emocional abarca todo, “primero conocer tus emociones, después controlarlas y ser capaz de encauzarlas. Y ya no solo las tuyas sino las de tus subordinados en el caso de los militares; las dos son importantes”. A los cadetes les explicó que el caldo de cultivo del líder es la confianza. “Hay cinco términos que desarrollan el liderazgo: Uno, porque es íntegro y ejemplar, genera confianza y tiene la credibilidad para poder influir. Al final, el liderazgo es influencia, pero en la parte final del mismo. Antes ha tenido que generar la confianza adecuada y la única manera es con integridad y ejemplaridad”.
 
“Lo que os hará líderes –prosiguió en su intervención– es saber de lo que normalmente no sabe la gente: de confianza, ejemplaridad, emociones, percepciones, de hacer equipo. En el siglo XXI el liderazgo dará paso al equipazgo; el que te va a hacer líder es tu equipo”.
 

Por último, destacó que el ámbito militar “formamos líderes, no enseñamos liderazgo”. El gran desafío que tiene el mundo militar, a su juicio, es que “no tiene tiempo para que la gente se desarrolle poco a poco. El oficial que recibe el despacho en junio se puede encontrar que en septiembre está en Afganistán. No podemos permitirnos el lujo de esperar. Tenemos que formar líderes, no enseñar liderazgo, que es enseñar teorías”.