• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Exèrcit de Terra
Ministerio de Defensa
Exèrcit de Terra

Ejército de Tierra

Escudo AGM

Academia General Militar.

Notícies

lunes 13 de abril de 2015

Nombre: 11

"Los cadetes deben conocer los símbolos y trasladarlos a las generaciones siguientes”

El Teniente Coronel del Grupo Atenea, Antonio Manzano, habló en la Cátedra Cervantes sobre ´Las Banderas Históricas del Ejército Español`

Tcol. Manzano (Fuente AGM-OCS)

El Teniente Coronel Antonio Manzano, que en la actualidad presta sus servicios en el Grupo Atenea, en concreto, como Subdirector de Patrimonio Histórico Militar, ofreció ayer una conferencia en la Cátedra ´Miguel de Cervantes de las Armas y las Letras` de la AGM sobre “Las Banderas Históricas del Ejército Español”. En su intervención trasladó a los cadetes la idea de que “sean conscientes de la importancia que tienen los símbolos, no ya para toda sociedad moderna que se precie, sino mucho más en el ámbito militar”.

En este sentido, reivindicó que “España tiene una historia antiquísima que pasará por nosotros y España seguirá existiendo y permaneciendo el símbolo principal, que es la Bandera”. En este sentido, animó a los cadetes y alféreces a contribuir a que “tomen la antorcha de la sensibilidad sobre el conocimiento de los símbolos y lo trasladen a las generaciones siguientes”.
Durante su intervención, habló sobre todo del Rey Felipe V, que implantó una nueva mentalidad ordenancista en relación a las banderas y estandartes. “Llegó con una mentalidad diferente en la que se reglamentó casi todo lo militar que en los siglos anteriores no estaba reglamentado”. Además, prosiguió el TCol. Manzano, “remodeló el Ejército porque se dio cuenta de que sus aliados europeos le estaban robando el Reino y para poder combatir tuvo que adoptar grandes medidas de reforma; de un Ejército pequeño y poco motivado se pasó en muy pocos años a un Ejército que hizo temblar Europa”.

Su última recomendación a los cadetes y alféreces fue para animarles a que cuando salgan de la Academia e inicien su vida profesional “se entreguen absolutamente a ella, pero aun así seguro que podrán sacar tiempo para seguir formándose en la faceta humanística”. “Nuestra historia no se enseña, es una lección constante”, concluyó.