• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Exèrcit de Terra
Ministerio de Defensa
Exèrcit de Terra

Ejército de Tierra

Texto no traducido

miércoles 14 de noviembre de 2018

Nombre: 69

AEROPUERTO ASEGURADO

Aeropuerto asegurado

El Regimiento "España" nº 11 ha realizado un ejercicio para asegurar el aeropuerto Huesca-Pirineos. Es la primera vez que la unidad se adiestra en unas maniobras de este tipo, en contacto con la población civil.

 

La caballería avanza aprovechando la oscuridad de la noche. El objetivo es llegar hasta el aeropuerto Huesca-Pirineos y establecer un cordón perimetral que garantice la seguridad de todo el recinto antes del amanecer. Las distancias en la realidad no son iguales que en las prácticas de simulación, y los escuadrones deberán tener en cuenta los contratiempos que pudieran devenir en el avance por zonas civiles. Es la primera vez que el Grupo de Caballería Ligero Acorazado “Lanceros de Borbón” I, del Regimiento de Caballería “España” nº 11, con sede en Zaragoza, se enfrenta a esta situación en un ejercicio real.

Aeropuerto asegurado

Entre el 2 y el 5 de octubre, los escuadrones desplegaron en la zona de Hoya de Huesca para realizar el ejercicio táctico de control de zona, en el que tuvieron que establecer un perímetro de seguridad de entre seis y ocho kilómetros alrededor del aeropuerto oscense. El ejercicio comenzó con un reconocimiento de zona, en la que las tres partidas (escuadrones) avanzaron hasta alcanzar la línea límite de avance materializada por la unión de las localidades de Gurrea de Gállego, Grañén y Tardienta—. Sobre estas localidades despliega un destacamento para cada partida, además del Puesto de Mando, establecido inicialmente en Almudévar.

«Cada escuadrón asegura un área, por lo que en primer lugar tendrán que realizar trabajos de reconocimiento y control de zona hasta la línea límite de avance», señala el teniente coronel Placer, jefe del Grupo “Lanceros de Borbón”. A su vez, las partidas hacen acto de presencia en las localidades. «Realizamos patrullas alrededor de la localidad, en nuestro caso Tardienta. El objetivo es garantizar la seguridad y determinar que no hay ningún enemigo en la zona», matiza el capitán Sañudo, jefe del Escuadrón Acorazado.

Se trabaja sobre un supuesto de despliegue en una zona aliada, de la que el enemigo se está retirando. En ese sentido no se contempla una acción ofensiva directa, sino que se trata de avanzar y dar seguridad con patrullas, check point y puestos de observación.

El sargento Feltrer, al mando de una de las secciones que ha establecido un  check point, destaca que el ejercicio contribuye a ganar agilidad y también, al hacerlo encuadrados en el Grupo, para alcanzar los objetivos comunes. «Toda unidad tiene un cometido y todo entra dentro del cometido común», explica el sargento.

Tanto el Escuadrón Acorazado, con vehículos Centauro, como los dos Ligeros, con los Vehículos de Exploración de Caballería (VEC), protagonizaron el avance nocturno. «Es imprescindible reconocer los itinerarios y seguir las rutas longitudinales y transversales», matiza el capitán Tundidor, jefe de Operaciones del Grupo.

 

Apoyos de otras unidades

Para el desarrollo del ejercicio es fundamental el apoyo material y de medios del Regimiento de Artillería de Campaña nº 11 y del Regimiento de Ingenieros nº1. Precisamente la labor de los zapadores es básica durante el reconocimiento, para garantizar la limpieza de rutas y permitir el avance por pasos sobre el canal. «Hemos reconocido pasos sobre el río o sobre la autovía», explica el capitán Herrero, al mando de la partida que está en la zona oeste. En ese sentido, declara que aunque habían tenido la oportunidad de trabajar previamente la zona con el simulador Steel Beasts «te puedes hacer una idea aproximada, pero no hay nada como pisar el terreno».

Aeropuerto asegurado

 

Ejercicio pionero para el Grupo

 

Es la primera vez que todo el Grupo realiza un ejercicio de este tipo fuera del campo de maniobras. «Todo el mundo tiene que hacer un trabajo previo y exhaustivo con planos. No podemos ir por donde queramos. Los caminos son los que son y tenemos que hacer buenos reconocimientos», asevera el capitán Sañudo.

Al amanecer, el Grupo alcanza su objetivo y queda establecido el perímetro alrededor del aeropuerto Huesca-Pirineos. El Puesto de Mando salta hasta su ubicación final, en las proximidades del lugar; mientras, los dos Escuadrones Ligeros establecen el control perimetral que garantiza la seguridad del aeropuerto. Por su parte, el Escuadrón Acorazado establece dos check point, con dos de sus secciones, para garantizar el control en los puntos de acceso y la tercera sección se queda de reserva por si hay que reaccionar contra algún enemigo.

Con las primeras horas de sol el objetivo esta cumplido y el aeropuerto Huesca-Pirineos asegurado. La noche ha sido larga, pero el Grupo ha sabido realizar el avance correctamente sobre el terreno y, con unos 370 militares, superar un reto novedoso para el Regimiento.

Aeropuerto asegurado

El colofón a este ejercicio fue la instalación —a petición de los alcaldes de varios municipios— de una exposición estática de material; con ella también quisieron agradecer el buen trato recibido por parte de la población civil.