• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Relevo de la Guardia en el Cuartel General del Ejército

El último viernes de cada mes en la sede del Cuartel General del Ejército

Horario de inicio del Relevo:

A las 11:00 horas Relevo de Guardia en la fachada de C/ de Alcala

 

El Regimiento "Inmemorial del Rey " realiza los últimos viernes de cada mes el tradicional relevo de la guardia del Palacio de Buenavista.

Su formato esencial responde responde al relevo de la guardia que desde hace varios siglos se ha venido realizando diariamente en todos los acuartelamientos y bases militares.

Existen dos modalidades de relevo que se desarrollan de forma alternativa mes a mes, la más antigua corresponde a la épòca de Carlos III y la más reciente a la época de Alfonso XIII.

 

 

relevo_guardia_1

 

 

Desarrollo del acto

Tanto para el Relevo de Carlos III, como para el de Alfonso XIII, la secuencia básica de los actos que los componen es la siguiente:

La Unidad de Música del Regimiento Inmemorial interpreta el toque de asamblea, reuniéndose la guardia entrante con la saliente para realizar el relevo.

La guardia que ha de ser relevada, denominada guardia saliente, espera formada con el arma sobre el hombro a la guardia entrante, que llegará desfilando precedida por la Escuadra de Gastadores y la Banda de Guerra.

Una vez formadas ambas guardias (entrante y saliente) frente a frente con las armas sobre el hombro, sus respectivos jefes se saludarán, solicitando a continuación el jefe de la fuerza permiso para efectuar el relevo a la autoridad que preside el acto. Autorizado el relevo, se procede a la lectura de las Reales Ordenanzas de Carlos III que hacen referencia a la guardia.

Finalizada su lectura el Capitán Jefe de la fuerza ordena el comienzo del relevo. A continuación, se efectúa el relevo propiamente dicho, relevando los puestos los centinelas en presencia de sus cabos, tanto del entrante como del saliente, siendo el cabo saliente el que manda la formación.

En el relevo de cada centinela y desde la época del Rey Carlos III, se ejecuta lo siguiente: saludo militar reglamentario entre los centinelas que se relevan, arma presentada, transmisión de las consignas del puesto, arma descansada y saludo militar reglamentario de despedida.

Al término del relevo de los puestos de centinela, los jefes de pelotón pasarán la correspondiente revista de armas a la guardia saliente. Seguidamente los oficiales de ambas guardias, formadas de nuevo frente a frente, darán las novedades al Capitán Jefe de la fuerza, y éste a la autoridad que lo preside, solicitando además, permiso para retirar a la guardia entrante. Finalmente el jefe de la fuerza, Escuadra de Gastadores, Banda de Guerra y guardia saliente abandonarán el patio de asamblea, desfilando con las armas sobre el hombro, a los sones de una marcha militar.

Una vez que la guardia saliente ha abandonado el lugar de asamblea, el jefe de la guardia entrante solicitará permiso a la autoridad que preside para retirar la guardia entrante al cuerpo de guardia.

 

 

Video relevo de la Guardia Palacio de Buenavista 20 enero 2020

 

 

 

El Regimiento de Infantería “Inmemorial del Rey” nº 1 está considerado como la unidad armada más antigua del mundo, ya que se dispone de datos que indican que su primera formación fue la de Banda de Castilla (voz muy antigua que equivale a la legión y posteriormente a tercio o regimiento).

Con esta denominación concurrió a la reconquista de Sevilla con el Rey Fernando III el Santo en el año 1248. Tomada la plaza fue constituida como unidad permanente y de élite, llevando por insignia el pendón de Santiago, y siendo mantenida y equipada por los vecinos de la ciudad de Sevilla. Alfonso XI lo hizo combatir en la vanguardia durante la batalla del Salado dada el 30 de octubre de 1340 y Dª. Isabel la Católica deposita en su fidelidad la seguridad de sus operaciones.

Posteriormente se le denominó Tercio de los Morados Provincial de Sevilla, y, según se desprende de las crónicas, debió tomar este carácter u organización después del año 1516, año que el Cardenal Jiménez de Cisneros estableció las tropas permanentes, en cuyo caso los propios o carnicerías de Sevilla le pagaban, mantenían y equipaban.