• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Exèrcit de Terra
Ministerio de Defensa
Exèrcit de Terra

Ejército de Tierra

Reportatges del butlleti "Tierra"

martes 2 de junio de 2020

Nombre: 7990

En Melilla

Un brigada y un policía local salvan a un menor de morir ahogado

Fotografía oficial del brigada Gutiérrez

Fotografía oficial del brigada Gutiérrez

Era la una de la tarde cuando el brigada Gutiérrez realizaba una ruta en bicicleta por Melilla con un amigo con el que entrena triatlón. Ese 30 de mayo era una jornada atípica para él porque, normalmente, hace calor a esas horas, pero ese día decidió salir. Cuando los dos compañeros circulaban por una carretera cercana a los Cortados de Aguadú, varios Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) salieron a su encuentro para hacerles señas hacia la costa, a una zona de difícil acceso.

“Les vimos preocupados, pero como hablaban en otro idioma no les entendíamos”, cuenta el brigada, destinado en el Regimiento de Caballería “Alcántara” nº 10. Cuando miraron al mar, vieron a un chico, de alrededor de 13 años, que “estaba casi flotando y no se movía porque debía de estar agotado”, recuerda. Ése es un lugar con fuerte oleaje y muy profundo, por lo que la tarea para rescatarle fue complicada.

Su compañero, que es policía local, se apresuró al agua, mientras Gutiérrez llamaba a los servicios de emergencias. Al ver que su amigo estaba sufriendo para poder sacar al menor, que apenas reaccionaba, el militar también se adentró para ayudarle. Entre los dos consiguieron acercarle hasta unas rocas para estabilizarle y practicarle la maniobra de reanimación cardiopulmonar. En ese momento, se acercó una patrulla de la Guardia Civil en una embarcación Zodiac, a la que pidieron que enviase una ambulancia lo más rápido posible. Unos minutos más tarde, llegaron los servicios médicos, que trasladaron al menor al hospital, donde se ha recuperado.

Por esta acción meritoria, el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, felicitó públicamente al militar y al policía local, asegurando que “gracias a esa actuación, se pudo salvar su vida” y destacó “su valentía, arrojo y buen hacer”, ya que ambos sufrieron algunas heridas producidas por las rocas escarpadas en el auxilio al joven. Como Melilla está en fase 2, se permite el baño en el mar, una oportunidad que los ciudadanos aprovechan ante las altas temperaturas durante estos días. También ésta había sido la idea de este chico que, junto con otros MENA (alojados en el Fuerte de Rostrogordo) se había acercado hasta la zona.