• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

  • Inicio
  • Actualidad
  • Una sargento salva la vida a un hombre que se desplomó de un tejado

Actualidad

miércoles 22 de abril de 2020

Número: 7942

Una sargento salva la vida a un hombre que se desplomó de un tejado

La sargento Santana estaba en Niebla

La sargento Santana estaba en Niebla

El soldado Castillo ayudó a su sargento

El soldado Castillo ayudó a su sargento

La rápida actuación de la sargento Santana, destinada en el Regimiento de Artillería Antiaérea nº74, ha salvado la vida a un hombre de mediana edad que se desplomó de un tejado, el 18 de abril, en la localidad onubense de Niebla.

Todo ocurrió en el marco de la operación “Balmis, que lucha contra la COVID-19, cuando la militar, acompañada por el soldado Castillo, patrullaba por la localidad. Alertados por los gritos «¡Ay mi hermano!», corrieron hasta las inmediaciones de un taller de vehículos, donde encontraron al hombre -que superaba los cuarenta años-, tendido en el suelo, con un fuerte traumatismo en la cabeza y sin respiración.

La sargento, con ayuda del soldado, colocó a la víctima en posición de seguridad y siguió los protocolos de actuación para este tipo de situaciones. Paralelamente, alertaron a la Guardia Civil, que se puso en contacto con los servicios sanitarios. «En momentos así eres consciente de la importancia que tienen las técnicas de primeros auxilios que te enseñan en el Ejército, ya que, sin perder tiempo, actúas de una manera casi automatizada», reconoce.

Tras los hechos, un miembro de la Guardia Civil se dirigió a ellos para agradecerles la eficaz atención y reconoció que en esos momentos sirvió para salvar la vida de este trabajador. También los familiares de la víctima agradecieron a los militares su actuación. La sargento, a pesar de su sagacidad en todo momento, no pudo evitar emocionarse una vez que el hombre estaba a salvo, al ser consciente de que habían tenido la vida de una persona en sus manos.

Más tarde, contactó con los familiares del paciente para conocer su evolución y le informaron de que había recuperado la consciencia. A sus 27 años, esta militar no solo ha contribuido a apoyar la lucha contra la expansión de la pandemia mundial, sino que en ese camino ha salvado la vida a una persona que estaba a punto de fallecer.