• facebook
  • twitter
  • myspace
  • google+
  • mail
  • imprimir
Formulario de Búsqueda
Ejército de tierra
Ministerio de Defensa
Ejército de tierra

Ejército de Tierra

Actualidad

miércoles 4 de junio de 2014

Número: 3405

El Capítulo de la Orden de San Hermenegildo, primer acto público del Rey tras el anuncio de su abdicación

Acudió a El Escorial acompañado por el sucesor, el Príncipe Felipe

La primera comparecencia pública de Su Majestad el Rey tras el anuncio de su abdicación se produjo ayer, 3 de junio, en un acto militar en el que, además, estuvo acompañado por el heredero, Su Alteza Real el Príncipe de Asturias: la celebración del Capítulo Anual y conmemoración del segundo centenario de la creación de la Orden de San Hermenegildo en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid).

La expectación por ver a Don Juan Carlos y a su sucesor juntos por primera vez después de darse a conocer la noticia de la abdicación se reflejó en el elevado número de medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales, que se acreditaron para cubrir el acto, y en la gran cantidad de público que espontáneamente se concentró en los alrededores del monumento para poder presenciarlo y transmitir a través de sus aplausos y vítores su afecto y reconocimiento a la Familia Real.

Un gesto que el Rey agradeció lanzando un afectuoso saludo con la mano hacia los asistentes, que fue repetido por Don Felipe instantes después. Este momento se produjo una vez finalizados los actos en la lonja principal del Monasterio, donde formó la Agrupación de Honores de la Guardia Real y tres compañías: una del Ejército de Tierra, otra de Infantería de Marina y una escuadrilla del Ejército del Aire.

Honores y homenaje

El Monarca y el Príncipe, a su llegada, saludaron a las autoridades asistentes, entre ellas, al JEME, general de ejército Jaime Domínguez Buj. Después recibió los honores reglamentarios, simultaneados con el saludo al cañón -21 salvas-, por parte de la Batería Real.

A continuación tuvo lugar el homenaje a los que dieron su vida por España, que estuvo acompañado por el sobrevuelo de la Patrulla Águila del Ejército del Aire dibujando los colores de la Bandera Nacional sobre la explanada, y el desfile de la Fuerza.

Con ello se dio por finalizada la primera parte de la celebración, que prosiguió en el interior de la Basílica con la ceremonia religiosa y el concierto que la Escolanía de voces blancas del Monasterio ofreció a los asistentes que no pudieron acompañar al Rey y al Príncipe a la Sala Capitular de la Iglesia Vieja, en la que Felipe II recibió la noticia de la victoria de Lepanto sobre los turcos.

Allí Don Juan Carlos presidió la reunión del Capítulo e impuso las condecoraciones de ingreso y ascenso en la Orden a aquellos cuadros de mando de las Fuerzas Armadas o la Guardia Civil que se han distinguido por su constancia en el servicio y su intachable conducta.

El Rey y el Príncipe en el acto

El Rey y el Príncipe en el acto (Foto:Iván Jiménez/DECET)

La concesión de esta recompensa es la finalidad de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, fundada por Fernando VII en 1814, y que este año cumple 200 años de su creación.